EVENTOS

Elegantísimo trabajo

01/07/2016 - Por: Victor Soriano

Image

Pirotecnia con mayúsculas. Esto es lo que ayer por la noche pudo disfrutarse en la Punta del Miracle. Pirotecnia Valenciana ofreció un espectáculo largo, cargado, rítmico y elegante. El material escogido era de alta calidad y esto se percibió hasta en los más pequeños detalles. Todos los elementos se colocaron con precisión en el espacio y en el tiempo lográndose cierres herméticos que hicieron que el público aplaudiera cada una de las secuencias.

Arrancó José Manuel Crespo con el disparo, a pares, de piezas italianas de cambios. Estas harían acto de presencia a lo largo de todo el disparo en todas sus modalidades, alternándose con japonesas de lujo.

Las secciones se sucedían formando fachadas a varias alturas. En cada una de ellas se conjugaban elegantemente materiales de diversa índole pero con una sutileza tal que el resultado tenía, por momentos, toques de genialidad. Los efectos acuáticos estuvieron muy cuidados. Cada una de las apariciones fue diferente: desde las más manidas peonías hasta farfallas, pasando por unas curiosas piezas de descarga de pitos y carcasitas, hasta llegar al colosal frente de kamuro mostrado hacia el final del espectáculo.

Magnífica fue la fachada de oros combinados con lentejuelas y tremolantes verdes y rojos, o la de margaritas a juego con farfallas. Delicados resultaron los kaleidoscopios que formaban unas pequeñas cabelleras de kamuro con toques de azul y curiosas las caras que cambiaban de triste a sonriente.

Comparte esta nota